1. Tus emociones con un regalo de Dios. Cuando Dios te creó, te hizo un ser tripartito, Espíritu, alma y cuerpo. Es en tu alma donde radican todas tus emociones, aquellas que se expresan a
    Través del llanto, de la risa, de alegría, de tristeza, angustia, enojo, felicidad, Desilusión, frustración
  2. Tus emociones son expresadas en forma diferentes debido al sexo masculino o femenino.
  3. Tus emociones te dañan o te bendicen.

Tres Realidades de tus emociones.
Las emociones son el mecanismo dado por Dios para que expresemos lo que sentimos. Ahora, es necesario analizar cómo las estamos manejando.
Y aquí viene la segunda realidad de nuestras emociones.

Las mujeres reaccionamos diferente a los hombres, pues somos más llevadas por las emociones, mientras que los hombres son más lógicos. Aunque necesitamos los dos tanto las emociones como la lógica.

El asunto importante acá es que las emociones expresadas pueden dañar o traer bendición.
Cuando esa área de nuestro ser se encuentra en medio de una turbulencia, una acusación, una confrontación, un acto de rechazo de parte de una persona significativa de la vida, podemos sin pensar y sin razonar, dañarnos a nosotros mismos y a aquellos a quienes amamos, lanzando palabras hirientes, o haciendo cosas de las cuales nos arrepentimos después.

Si corremos a Dios en medio de esa situación, y en nuestra angustia pedimos Su ayuda, con toda seguridad recibiremos Su Auxilio y sobre todo la paz que sobrepasa todo entendimiento.

Tres realidades para meditar y dar pasos para que se tornen en bendición.
Si estás batallando con tus emociones, necesitas sentarte y buscar la raíz de esa falta de control en ellas, y ponerlo todo ante el altar de Dios implorando Su ayuda.

Dios te bendiga,

Tu hermana y amiga,

Alva Vargas de Contreras.

--:--
--:--
  • cover
    Radio Amanecer 101.9 fm